Tag Archives: photography

Bonsái que debemos o bonsái que deberíamos hacer.

OmiyaBonsai_Facebook_xx

Un bonsái que me gusta mucho, pero que no ganaría ningún concurso. Foto tomada del Facebook del museo de bonsai de Omiya.

Hola,

Durante un tiempo me interesó la fotografía, intentaba hacer fotos interesantes, bonitas, buscaba ser creativo. No seguí adelante por que en realidad la fotografía no la hacía para mi, para pasarlo bien, la hacía para enseñar, para presumir… cosa que nunca hacía por que me da vergüenza enseñar mis fotos. Además en fotografía siempre tuve la sensación de que no podía aportar nada, que todo está inventado.

En cambio, el bonsái sí que me llena esa vena creativa, aunque siendo mi vida geográficamente inestable y poco predecible como ha sido en los últimos años, no he tenido oportunidad de desarrollar el bonsái tanto como me gustaría.

En mis lecturas y deambulares por Internet, buscando cosas sobre fotografía, encontré esta entrada en el blog de Eric Kim un fotógrafo de calle que vive (o vivía por aquel entonces) en Vietnam. En esa entrada, Eric nos habla de las fotos que debemos (Must en inglés) hacer frente a las fotos que deberíamos (Should en inglés) hacer y se basa en la idea que explica en este artículo una tal Elle Luna. Estas ideas me hicieron pensar sobre fotografía y sobre todo sobre bonsái ¿Qué bonsái deberíamos hacer y que bonsái debemos hacer?

Elle Luna y Eric Kim definen “Deberíamos” como: lo que otros esperan de nosotros, lo que esperan que digamos… los bonsáis que esperan que hagamos, los bonsáis que encajan en lo que se hace a nuestro alrededor. Como aficionados al bonsái, este camino es fácil y no hay riesgo… nadie nos va a echar nada en cara. “Debemos” lo definen como nuestra forma de ser, nuestra opinión… trasladado al bonsái, los bonsáis o la forma de hacer bonsái que nos gusta, las ideas que tenemos cuando estamos solos en casa delante de nuestros árboles y que luego no nos atrevemos a decir en la asociación o delante del maestro de turno. Os dejo el texto original de Elle Luna, que no me siento capaz de traducir:

Must is who we are, what we believe, and what we do when we are alone with our truest, most authentic self. It’s our instincts, our cravings and longings, the things and places and ideas we burn for, the intuition that swells up from somewhere deep inside of us. Must is what happens when we stop conforming to other people’s ideals and start connecting to our own. Because when we choose Must, we are no longer looking for inspiration out there. Instead, we are listening to our calling from within, from some luminous, mysterious place.

Pero la cosa es, “Debemos” es muy atractivo, es diseñar nuestros árboles como nos da la gana y como nos gusta ¿Por qué nadie lo hace? Pues en mi opinión, por que es difícil, es difícil que te critiquen tus árboles, es difícil decirle a un maestro que admiras y que respetas, que no te gusta la opción que te propone para tu diseño, es difícil colgar tus árboles en un foro de internet y que te pongan a parir, es difícil tomar la decisión de cortar esa rama que no volverá a crecer. Pero así es como se hace el arte, innovando, arriesgando haciendo cosas que nadie hace y haciendo lo que nos sale del corazón.

El “Deberíamos” en bonsái sería algo como… Recupera un pedazo Pino/Ullastre/Sabina, comprate una pedazo de maceta antigua, diseñarlo con ayuda de un maestro y exponlo en Alcobendas. O mejor, cómprate un un Carpe o un Buergeriano de japón y lo llevas a la Noelanders. (Ojo, que esto no quiere decir que piense que los árboles de las grandes exposiciones no son buenos, ni mucho menos)

Ahora bien, como aficionados, o como artistas, por que muchos bonsaistas son artistas, lo que tenemos que ver es cuál es nuestro “debemos”, qué es lo que realmente nos hace felices de hacer bonsái, como son los bonsáis que queremos tener en nuestra colección dentro de 10, 15 o 20 años. Y eso, no nos lo puede decir nadie. Y no hablo solo de diseño, el bonsái es un camino; como oí decir a Sebastián Fernández hace ya muchos años, hay que disfrutar de cada paso, de cada cosa que hacemos en bonsái. Debemos decidir como cultivar ¿Necesitamos abonar al milímetro?¿Solo con abonos japoneses? No, no somos profesionales, no tenemos que producir bonsáis en cultivo intensivo para vender, podemos cultivar despacio, con un cultivo adaptado a nuestras necesidades y posibilidades. Debemos elegir las especies, cuantas veces hemos oído, esa especie no vale para bonsái, por que tiene las hojas demasiado grandes, o no ramifica bien o… ¡Qué demonios! Si te gustan las Jacarandas haz un bonsái de Jacaranda, tú eres el que tiene que verlo todos los días.

Como dice Eric Kim, las cosas que debemos hacer en bonsái vienen de dentro de nosotros, nos hacen sentir vivos espiritual y creativamente, y nos proporcionan paz interior y satisfacción.

A veces, en la AVB me encuentro con socios que llevan haciendo bonsái ellos solos durante 10, 20 o incluso más años, no han tenido contacto con profesionales o con otros aficionados “avanzados”, su técnica de cultivo no es la mejor por que no han tenido la oportunidad de aprender. Pero sus árboles son suyos, tienen personalidad. Muchas veces tienen eso que algunos bonsaistas llaman: errores de diseño, ramas incorrectas, estructura de ramas mal hecha… pero tienen fuerza, transmiten el gusto y las ideas de esos aficionados, su visión de la naturaleza o el fruto de la interacción casual, no planificada, entre una planta y una persona, son obras de arte. Siempre creo que esos aficionados, al entrar en contacto con el bonsái convencional, perderán esa originalidad, ese arte, que yo no se si tendré nunca por que vengo de la escuela del bonsái convencional.

Jaume.

Entrada relacionada: “Privilegios de los aficionados